así somos

Bienvenidos, espero que disfrutéis con la utilidad de esta página

lunes, 3 de enero de 2011

EXPECTATIVAS Y PERDON

Hoy necesitaba más que nunca reflexionar sobre el tema de las expectativas, porque no me sentía bien...nada bien. Y como siempre cuando estoy receptivo se me acercan las soluciones que necesito en los momentos adecuados; ahora no puede ser de otra manera y os dejo el escrito que una compañera me envió por si me era de utilidad. Lo ha sido y lo comparto con todos.

Las personas pasan la mayor parte de su vida sintiéndose ofendidas por lo que "alguien" les hizo.
¡Nadie te ha ofendido, sino que tú te sientes ofendido!

Las expectativas que "TÚ" esperabas de esas personas son las que te hieren; expectativas que creas tú con tus pensamientos.
TÚ esperabas que tus padres te dieran más amor...¡no te ofendas!...son "tus" expectativas de unos "padres ideales", pero seguro que ellos lo hicieron lo mejor que supieron y pudieron.
TÚ esperabas que tu pareja reaccionara de una manera y no lo hizo...tu pareja no te ha hecho nada, sino que es la diferencia entre lo que tú esperabas y lo que ella sintió lo que te hiere.
Nuevamente tus expectativas te ofenden.

La sensación de sentirte herido por lo que te hacen los otros se irá cuando te conozcas mejor y te quieras un poco más.

Nacemos limpios, sin maldad...¡inocentes!, pero esa pureza es suprimida y sustituida por conceptos que nuestros padres, colegios, sociedad y los medios nos enseñan. Nos "programan" con un guión erróneo de cómo deben ser las cosas, los conceptos y prioridades de la vida, porque ellos a su vez fueron programados antes.

Uno de los mayores problemas es tratar de imponer tu criterio sobre otra persona intentando guiar su vida; ella se niega y creas resentimiento entre ambos...Te sientes ofendido porque no te hizo caso, y la otra persona también porque no la aceptas como es. Se crea un círculo vicioso.
Todas las personas tienen en derecho Universal de guiar su propia vida y aprender de sus propios errores...¡Déjalos ser!...¡Nadie te pertenece!

Alguien dijo que las personas son como un río caudaloso y por ello cualquier intento de manipularlas te perjudicará y te hará sufrir.Ámalas,disfrútalas y déjalas fluir.

Llegando a este punto puede surgir la pregunta: ¿Cómo puedo perdonar entonces?

Es necesario tener muy claro y entender que nadie te ha ofendido y que son tus "expectativas" de cómo deberían actuar los demás lo que te molesta.
Estas ideas son el resultado de las influencias externas a lo largo de tu periodo de aprendizaje y como podemos aprender de nuevo, renaciendo a nuevos estilos de vida, más sanos, es necesario saber que la mayoría de las personas nunca van a ser y a comportarse como tú deseas porque son libres. Nadie es tu propiedad. Ni padres, ni hijos, ni amigos, ni parejas. Todos somos parte del engranaje de la naturaleza y el hecho acertado es dejarlos fluir sin intentar controlarlos. Ama, respeta, vive y deja vivir.

La vida es demasiado corta y es un lujo malgastar nuestro tiempo en malpensar y resentirnos por las ofensas de otros. Sacúdete el veneno del rencor y la envidia, reconcíliate con la vida y sé feliz...es tu derecho y tu obligación.

El tiempo lo cura todo; deja que tus heridas sanen. Apóyate en un buen amigo que sepa escuchar, aprende honestamente de tus temores, trabaja el perdón y verás que te beneficia a tí más que a nadie.

1 comentario:

http://protegiendolafamilia.blogspot.com dijo...

En mi país,El salvador existe un dicho : "más claro no canta un gallo". Me refiero con esto a que lo expuesto en su blog está "tan claro como el agua".
Me gustó mucho la diferencia entre la expectativa y lo recibido.