así somos

Bienvenidos, espero que disfrutéis con la utilidad de esta página

miércoles, 9 de marzo de 2011

PAZ FRENTE A CONFLICTO

A todos nos han enseñado a pensar que es en el exterior donde debemos buscar el sustento, a mirar más allá de nosotros mismos, en busca de fuerza, amor, prosperidad, salud, felicidad y satisfacción personal, espiritual. Hemos sido condicionados en nuestra cultura para creer que recibimos la gracia de la vida de algún punto externo a nosotros. Sin embargo es posible cambiar la dirección de nuestros ojos de afuera hacia adentro y cuando la hacemos, encontramos una energía que habíamos percibido pero no habíamos identificado. No son las personas ni los eventos externos los que nos causan problema, sino que son nuestros pensamientos y actitudes hacia nosotros mismos, hacia la gente y las situaciones, lo que nos causa conflicto y aflicción.

Muchos artículos de este blog inciden en el tema de los pensamientos, pero es que cada vez estoy más convencido de que según piense, así actuaré.
No es raro que nos separemos de nuestra pareja por algún problema que le achacamos o que pensamos que es él o ella quien no sabe tratar nuestra vida como nosotros la queremos. No es raro ver cómo una relación que puede ser adecuada, se ve salpicada por todos los problemas que realmente, si miramos hacia nuestro interior, son nuestros exclusivamente y no del otro, pero nos hemos empeñado en que los acepte como condición para “seguir queriéndolo”.

Nos empeñamos en pensar que el otro no nos entiende cuando la realidad es que no nos puede entender si nosotros mismos no nos entendemos. Y el principal problema estriba en pensar que ese problema no tiene solución.

Cada instante nos brinda una nueva oportunidad de volver a examinar nuestra vida y de elegir otra vez qué es lo que queremos sentir: amor o temor, paz o conflicto. Es reeducar la mente y abrir nuestro corazón.

Sanarnos consiste en descubrir qué valor hemos asignado a actitudes como guardar rencor, culpar a los que nos rodean o criticar y enjuiciarnos a nosotros mismos y, luego, revisar nuevas opciones. Pretender que otra persona nos haga felices y llene todas nuestras expectativas es una fantasía narcisista que sólo trae frustraciones.

Sanar plantea que el propósito de toda comunicación es unir, no separar, que la felicidad es una elección y que nuestro estado natural es la armonía, creatividad y felicidad. Esto nos conduce a la libertad responsable en lugar de la opresión. Tener una actitud curativa se basa en la convicción de que es posible elegir la paz en lugar del conflicto y el amor en lugar del dolor. Nos ayuda a considerar la salud como una paz interior y la curación como el proceso de liberarse del miedo y la culpa.

Juan José López Nicolás
Sobre apuntes de la Lic. Teresa González- Psicóloga Argentina

No hay comentarios: