así somos

Bienvenidos, espero que disfrutéis con la utilidad de esta página

lunes, 7 de febrero de 2011

PADRES OBEDIENTES, HIJOS TIRANOS

En mis continuas búsquedas de datos y libros que puedan aportar luz a nuestra labor de orientación y terapia familiar, ha llegado a mis manos un pequeño librito del que a continuación os hago una breve reseña. Espero y deseo que os sea de gran utilidad.

“PADRES OBEDIENTES, HIJOS TIRANOS”
Una generación más preocupada por la amistad que por su papel como padres.

Autores: PRADO, E. y AMAYA, A.
Fecha edición: Sevilla, enero de 2005
122 Págs.

(También hay un libro muy parecido del año 2004, escrito por Aldo Naouri, polémico y de bastantes más páginas,titulado PADRES PERMISIVOS, HIJOS TIRANOS)

Reseña:
Los valores de la familia se han transformado drásticamente durante las últimas décadas. Ello ha propiciado la evolución del rol paterno desde unos padres exigentes a otros excesivamente permisivos. Una generación de “padres obedientes”, cuya prole se ha denominado generación de “hijos tiranos” y que se caracteriza por la intolerancia, la apatía, el egocentrismo y por regirse por la “ley del mínimo esfuerzo”, sin aceptar imposiciones de ningún tipo. Las familias han ido reduciendo su número de miembros de forma paulatina y este hecho tiene inconvenientes, pues el niño de las familias pequeñas suele ser individualista y tiende hacia el aislamiento y el hedonismo.

Los padres se preocupan por satisfacer cualquier capricho de sus hijos, y, por tanto, se convierten en “padres obedientes”. Estos “padres obedientes” no imponen reglas por temor a que aquellos “sufran” y se “frustren”, sin valorar las consecuencias que esto puede tener en la formación de los niños. Los “hijos tiranos” son insensibles, egoístas, caprichosos y violentos. Además, presentan un elevado grado de autoestima que no es fruto directo de su esfuerzo personal, sino del excesivo apoyo paterno. El miedo de los padres a que el hijo experimente algún fracaso les impide considerar que se aprende más del error y del fracaso que de los aciertos.

A veces se teme el enfrentamiento de tal manera que es fácil caer en la situación de ser "padres permisivos", los cuales tienen valores altos en cuanto al afecto pero bajos en control. Son cariñosos y emocionalmente sensibles pero ponen pocos límites a la conducta. Sus hijos son con frecuencia impulsivos, inmaduros y descontrolados.

Este libro puede resultar de gran ayuda para padres y educadores, ya que ofrece numerosos consejos útiles que contribuirán a fortalecer la seguridad y la confianza de los niños. Con ello se pretende crear una generación de padres más sabios e hijos más humanos y, en consecuencia, mejorar las relaciones familiares.

No hay comentarios: