así somos

Bienvenidos, espero que disfrutéis con la utilidad de esta página

viernes, 17 de enero de 2014

Cambio interno y estructura en mi soledad.

Constantemente, en nuestra sesiones de terapia de pareja, y no sólo de pareja, sino también en esas individuales, en esas que se nos pide que “equilibremos la sensación de vacío al vivir porque no sé qué me está pasando para poder pasar estos tragos tan amargos, llenos de soledad y vivo con pareja.”…En esas sesiones se nos pide que enfoquemos la necesidad de saber qué nos está pasando y qué podemos hacer para saber qué decidir,… pero no se me ocurre casi nunca decidir por nadie.

Cada uno es dueño de su vida y de sus actos, aunque no olvidemos que todo lo que hagamos va a tener una repercusión, más grande o más pequeña…Todo va a tener un precio que pagarse por lo que hagamos, por lo que se hace necesario pensar, reflexionar y coger tiempo en soledad para nosotros mismos como inversión primera y primaria que nos haga centrar nuestro norte.

No es bueno querer que nos hagan vivir, que nos “norteen” nuestro ritmo y las decisiones, que nuestro coach decida por nosotros, aunque es más fácil, pero nefasto porque anulan mi propio sentido vital.

Me dices que sabes que tienes que cambiar, que debes equilibrarte, pero para equilibrarte has de estar en movimiento, no parado. Pero lo que quieres es saber sobre el amor…sobre cómo has vivido el amor en tu vida y cómo lo llevas en tu pareja y cómo yerra en su desarrollo…Lo que quieres es saber cómo ha de ser un amor maduro que creo que es la base, la sal de la relación entre las personas, las parejas, y lo sabes cuando vives sensaciones como las que a continuación te indico.

Antes es conveniente decir que solemos cambiar porque no nos salen las cuentas pero como no hemos cambiado nuestra urdimbre, solo cambiamos de persona con la que compartir nuestros mismos problemas sin solucionar. ¡Maduremos!

“Cuando el amor es un amor maduro: 1. No controlas a la pareja en tu vida; sabes que es tu pareja, entonces no hay necesidad de control. 2. No gritas porque no te llaman, le haces ver con cariño que hubo un momento en que necesitabas sentir que te recuerdan. 3. No monopolizas el tiempo de tu pareja. Por el contrario te das cuenta de que un poco de espacio, hace del tiempo juntos algo más especial. 4. Perdonas si se equivoca, y ofreces tu hombro y un pañuelo, sabes que ninguno de los dos sois perfectos, y asumes que la vida en pareja es un crecer juntos. 5. No tienes miedo de estar solo/a. Utilizas tu tiempo como tiempo para tu crecimiento personal. 6. Si en algún momento fuiste lastimado en la vida por alguna pareja, sabes que fue otra pareja y no generalizas. 7. Comprendes que algunas veces el que tu amas, te amará y si no, continúas tu camino sin rencor. 8. No haces que tu pareja tenga que volver a casa, haces que sea un gusto volver a casa, porque sabes que para ti también es un gusto volver a casa. 9. Dejas tu agenda abierta y esperas a hacer planes en equipo, en pareja, asumiendo que en ocasiones es sano no hacerlo todo juntos. 10. Un amor maduro es el que vuela en libertad y respeto, celebrando la alquimia de crecer juntos.”

No hay comentarios: